Historia

Los últimos años han significado una verdadera revolución en el mundo de la genética. Hace apenas poco más de diez, la secuenciación del genoma humano costaba cerca de medio millón de dólares. Hoy en día ese precio se redujo a tan solo una fracción, haciendo posible que miles de investigadores de todas partes puedan secuenciar sus estudios a un precio accesible y abrir paso a un sin fin de posibilidades en el campo. Ejemplo de esto es la posibilidad de estudiar la inmensa riqueza étnica que encierra el lugar donde vivimos, la zona de América Latina y Caribe, que gracias al esfuerzo de investigadores latinoamericanos, ha hecho posible el desarrollo de la genética humana en la región.

Concretamente en el caso de Uruguay, hoy en día es posible descifrar la composición del genoma de su población. ¿Qué es un genoma? Es el mapa que contiene las instrucciones de cómo se va a desarrollar un ser vivo en el correr de su vida. El estudio del mismo puede brindarnos información muy valiosa que mejore la calidad de vida y tratamiento de los pacientes y la población en general.

Es allí donde el proyecto Urugenomes con la colaboración del Institut Pasteur de Montevideo y la Universidad Nacional de Seúl, se encargó de descifrar la composición del genoma de los uruguayos y así establecer los orígenes de las enfermedades que más nos afectan. Este acuerdo, permitió desarrollar el área de la medicina genómica en nuestro país. Al respecto, el coordinador del proyecto, Hugo Naya, explica: “Las poblaciones tienen distintas composiciones genomicas. A la hora de entender las asociaciones que existen entre enfermedades o respuestas a fármacos, es necesario comprender a la población local”.

El proyecto recibió una inversión de aproximadamente un millón de dólares de parte del Banco Interamericano de Desarrollo y el Institut Pasteur. El mismo se llevará a cabo en tres fases que implicarán el estudio de 80 genomas.